Logo heideggeriana

eslogan

Gestión del dinero de la ruleta

Llevas una hora jugando. Decir que las cosas no te han salido como planeabas es quedarse corto. Tienes pérdidas considerables y el sistema que tu amigo te había recomendado parece fallar. Una buena apuesta grande y volveré a recuperarlo todo, piensas por quinta vez seguida. Ya te has gastado el presupuesto en comida para toda la semana y ahora te estás desesperando. Elevas tu apuesta y pones todas las fichas encima de la mesa…

La regla de oro

Esta escena muestra la aterradora trampa en la que los jugadores de casinos se pueden meter si no tienen cuidado con la gestión de su dinero. El principal error que el jugador está haciendo aquí, es elegir subir sus apuestas debido al hecho de que han perdido dinero y quieren recuperarlo. Al hacerlo, están rompiendo el principal principio de la gestión del bankroll en la ruleta: juega cantidades más altas cuando ganes y más bajas cuando pierdas.
billets de pesos

Comienza con un sistema de gestión de tu dinero

Antes de comenzar una sesión en el casino deberías tener un sistema de gestión de tu dinero a largo plazo. Este sistema integra tus gastos del casino con tus gastos diarios y te ayuda a protegerte contra pérdidas significativas. Calcula cuánto necesitas gastar cada semana en cosas esenciales: comida, transporte, renta, ahorros, etc. y marca ese dinero como intocable. Sean cuales sean las circunstancias, nunca deberás utilizar este presupuesto para tus gastos del casino. Aplica esa regla, permanece fiel y eliminarás la posibilidad de tomar decisiones irracionales en el casino.

Del dinero que te queda, decide cuánto quieres usar en el casino esta semana o mes y divídelo. Si juegas de forma regular, designa una cantidad para cada día que vayas a jugar. En un viaje al casino no deberías llevar más de ¼ of de tu presupuesto del casino total. En otras palabras, deja la mayoría en casa.

En la mesa

Las reglas son importantes porque existen independientemente de tu juego y nunca cambian. Necesitarás reglas durante el juego además de antes del juego ya que serás más vulnerable a las emociones durante el juego. La regla principal en la mesa es que nunca deberás apostar más de 1/10 de tu presupuesto en una ronda de ruleta. Así que prepárate para esto, divide tu presupuesto de casino diario por 10 antes de empezar a jugar. Este número será la cantidad máxima que puedes apostar en una jugada.

Por supuesto, el éxito en la ruleta tiene que ver con variar las cantidades que apuestas en números específicos en las rondas. Esto significa que es importante tener algo de flexibilidad en tu presupuesto. Por lo tanto, deberías precisar el 1/10 como apuesta máxima y variar tus apuestas por debajo de este número. No apuestes tu 1/10 en cualquier momento o podrías verte tentado a tomarte más libertades con tus fondos. Al dividir tu presupuesto en partes más pequeñas, aprenderás a jugar de forma conservadora por defecto. Los jugadores conservadores tienen más posibilidades de jugar que los que toman grandes riesgos.

Cuando estás en positivo

Si acabas un día en positivo, puedes hacer una de tres cosas: cambia tus fichas y añádelas al presupuesto para otro día de casino, cámbialas y añade el presupuesto a tus ahorros o bien juégalas para explotar tu día bueno. Obviamente las dos primeras opciones son las más seguras, porque nunca sabes cuándo puede cambiar tu suerte, pero puedes elegir cualquiera de las opciones sin correr demasiado peligro. El elemento más importante es tratar los beneficios de manera independiente a tus otros presupuestos y tomar tus decisiones con convicción.

La tercera opción tiene que ver de nuevo con la regl de oro: juega cantidades mayores cuando estés ganando. Usa tu beneficio para aumentar tus apuestas pero nunca utilices dinero del presupuesto que no esté destinado a ese día. A pesar del hecho de que estés aumentando tus apuestas, nunca deberías sobrepasar la regla de tu 1/10. Cuando hayas conseguido beneficios en las mesas, tendrás que recalcular tu 1/10 en el casino. Esta cantidad superior se convertirá en la apuesta máxima. Así es como elevas tu juego cuando estás ganando, pero de una forma estructurada.

Sistemas

Si estás utilizando un sistema de ruleta, prepárate los días de juego dividiendo tu presupuesto entre el número de partes necesarias. Por ejemplo, si estuvieras usando Labouchere, donde arriesgas una cantidad finita en cada ronda, necesitarás dos o tres rondas de juego para ejecutar todos los elementos del juego. Si ganas en cualquier momento durante las 3 rondas, espera hasta haber ejecutado tres partes del sistema antes de jugarte las ganancias en el siguiente set de 3. De esta forma no interferirás con el sistema. Pensar de forma estratégica dónde y cuándo apostar tus ganancias, es la clave de una gestión de dinero correcta y una forma de juego saludable.

La ventaja del casino

Los casinos consiguen dinero porque tienen una ventaja estadística sobre los jugadores. A pesar de las pequeñas ganancias y pérdidas ocasionales, el casino siempre conseguirá beneficios a largo plazo sobre el número total de juegos. Sin embargo, los casinos no conseguirían hacer tanto dinero si los jugadores hicieran una cosa muy simple: maximizar sus ganancias.

La mayoría de los jugadores tienen la mentalidad de que necesitan recuperar sus pérdidas aumentando sus apuestas cuando están perdiendo, pero esto es un error garrafal. La ventaja del casino no va a desaparecer porque empieces a apostar grandes cantidades de dinero. De hecho, tus probabilidades de obtener beneficios caerán dramáticamente cuando hagas esto. En su lugar, debes permanecer disciplinado y pensar de forma táctica. Piensa que conseguirás recuperarte si tienes paciencia y te mantienes vigilante. En los juegos de casino, la lógica pura y fría y la paciencia siempre ganarán a la emoción.

Guarda todos los datos

Los mejores jugadores de ruleta tienen algún tipo de diario. En este “diario de casino” guardan todos los detalles sobre cuánto han apostado, a qué números y en qué momento de la sesión. Reflexionar sobre qué proceso ha funcionado y cuál no, podrá ayudarte a mantenerte jugando tu estilo de juego favorito. Escribir sobre tu juego también te animará a permanecer fiel a tus reglas de gestión de banca. El diario será un registro de las veces en las que sin intención has roto las reglas y será una plataforma para tus estrategias y objetivos.